Incremente sus ventas con un excelente servicio de atención al cliente

Un cliente satisfecho es la mejor opción para incrementar sus ventas

Todas las empresas queremos incrementar las ventas. Es el objetivo diario de todo director comercial.

¿Cómo se incrementan las ventas?

Hay 3 maneras de incrementar las ventas

  • Conseguiendo nuevos clientes.
  •  Conseguiendo incrementar el tamaño de cada venta mediante la venta cruzada. Un ejemplo típico en los restaurantes es el “¿Desean tomar algo mientras esperan?”.
  • Conseguiendo que los clientes existentes vuelvan a comprar, es decir, con la venta continua.

El coste de adquirir un cliente nuevo puede ser hasta 6 veces mayor que el de retener a uno existente. Tiene sentido esforzarnos por mantener a nuestros clientes existentes el máximo de satisfechos.

¿Cómo mantener a nuestros clientes satisfechos?

Aplicando el principio de venta continua:

El proceso de venta no termina nunca. No termina con la factura o el pago por parte del cliente, la venta termina cuando el cliente vuelve a comprar y así empieza automáticamente un nuevo ciclo sin fin.
Este sencillo principio es ignorado muchas veces, cuando el esfuerzo comercial se centra únicamente en conseguir nuevos clientes y desaprovecha el potencial de generación de ventas de los clientes existentes.

Aplicar este principio requiere garantizar que se presta un excelente servicio a todos nuestros clientes y esto es mucho más que disponer de herramientas y procedimientos, es una actitud empresarial. La actitud de excelencia en la atención al cliente tiene que empezar por la dirección de la empresa y llegar hasta el último rincón de la misma.

¿Qué pasos podemos seguir para asegurar la venta continua?

  • Definir las políticas y procedimientos que incentiven y aseguren prestar un excelente servicio de atención al cliente.
  • Inculcar el principio de venta continua a todo el personal. De nada sirve disponer de un buen producto y prestar un buen servicio post-venta si en una reclamación de una factura no atendemos correctamente al cliente. Perderemos todo lo ganado.
  •  Premiar la consecución de objetivos relacionados con la venta continua.
  • Utilizar herramientas que faciliten la prestación y control del servicio de atención al cliente en todos los ámbitos corporativos.
  • Contrastar con el cliente su nivel de satisfacción, por ejemplo mediante el uso de encuestas de calidad.
  • Establecer un proceso de mejora continua en la prestación del servicio de atención al cliente.

Este principio también es aplicable a la venta interna. Por ejemplo, cuando el departamento de TI mantiene al cliente interno satisfecho, mantendrá la demanda. En el momento en que él no responda a sus expectativas, el cliente interno buscará alternativas en proveedores externos o impondrá cambios en la gestión del propio departamento.
Resumiendo, es más barato vender a clientes existentes que conseguir de nuevos. Y, mantener a un cliente satisfecho, es una opción excelente para incrementar sus ventas.

¡Optimizar los servicios y aumentar la productividad nunca ha sido tan fácil!

¡Gracias por leernos!